Las estaciones asturianas cierran la temporada con casi 95.000 usuarios

La temporada de esquí se cerró con una caída del número de usuarios del 25% dónde Fuentes de Invierno superó por primera vez a Pajares, castigada por la falta de nieve

Las estaciones de esquí asturianas perdieron algo más de un 25 por ciento de usuarios respecto a la temporada anterior, con casi 95.000 esquiadores frente a los 128.000 que recibieron el año pasado. Así se puso de manifiesto ayer durante el balance de la campaña invernal que ofreció el viceconsejero de Deporte, Vicente Domínguez, acompañado por los directores de Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares, Jorge Fernández y Javier Martínez. Pero no sólo se bajó en usuarios, sino que se dio la circunstancia de que, a pesar de abrir más o menos los mismos días, Fuentes desbancó a Pajares, obteniendo unos 11.000 esquiadores más. Esto se explica, como señaló el director de Pajares, a que la meteorología no acompañó a la estación lenense, que casi no pudo hacer uso de sus cañones de nieve artificial, y ofreció una superficie esquiable mucho menor. Todo lo contrario en Fuentes de Invierno, más pequeña y sin cañones, donde la meteorología acompañó tanto que, casi con sólo una nevada importante, «conseguimos llegar al final de la temporada», resaltó Fernández.

El viceconsejero de Deportes también quiso resaltar «que no se produjeron incidencias notables para el desarrollo de la actividad». Sin embargo, justo cuando la nieve llegó a las estaciones de esquí para que pudiesen abrir sus puertas, saltó una huelga de los trabajadores de Pajares debido a que no les habían entregado la correspondiente ropa de trabajo. Finalmente, y tras varias jornadas de huelga, «el problema de solventó y no marcó en absoluto la temporada», señaló Martínez.

Los datos

Entre los datos que ofrecieron ayer los responsables de los complejos invernales, se dio cuenta de la tardanza en la llegada de la nieve. La temporada empezaba oficialmente el 3 de noviembre, pero no hubo nieve hasta finales de enero. Así, Pajares pudo abrir el día 20 y Fuentes lo haría un día después. La primera consiguió abrir 85 días, mientras que cerró 51 por falta de nieve, cinco por temporal y dos más por la avería que tuvo en el remonte principal. Fuentes logró abrir 86 días y cerró 52 por falta de nieve, cuatro por temporal y uno más por avería también en su remonte principal. También se dio cuenta ayer de los abonos anuales emitidos, 1.784, siendo 1.335 de prepago y 449 normales. La recaudación en las estaciones por la venta de forfaits fue de 1,32 millones de euros repartidos casi al 50 por ciento entre ambos complejos. Así, en Fuentes se recaudaron 670.125 euros y en Pajares 650.855.

Otro dato nada desdeñable fue el de la «semana blanca», el programa de esquí para escolares. En este caso sí hubo un incremento con respecto al año pasado. En total, disfrutaron de la «semana blanca» 5.830 alumnos, frente a los 5.394 de la campaña anterior. Y aunque todavía había nieve, en esta ocasión no se decidió ampliar la temporada ya que los complejos no estaban en óptimas condiciones para ello y los usuarios ya estaban optando por otros destinos. El año pasado sí se amplió la campaña en una semana. Con la ampliación, la temporada anterior terminó el 7 de abril, mientras que en esta ocasión la campaña de esquí aguantó hasta el día 21.

fuente: lne.es